Todavía hay partido

El parlamento llega a su paroxismo teatral estos días de pactos donde decir o desdecirse sirve para abonar acercarmientos o distancias entre formaciones, o hacer tiempo hasta que soplen vientos más favorables. Esgrima verbal, tacticismos, golpes de efecto al servicio de sacar el máximo rédito político o culpar a otros si no se llega a acuerdos: el triste trasfondo de la oportunidad de cambio más grande desde la Transición que está siendo reducida al juego de espejos deformantes de la democracia representativa.

Una Venezuela cansada vota castigo

La mayoría de la prensa española apenas pudo contener en editoriales, titulares y análisis la alegría que le produjo la derrota del chavismo en las recientes elecciones. Fue el caso, por ejemplo, de El País, ese diario que en el 2002 celebró el golpe de estado contra Chávez o que nos regala desde hace años…

Catalunya ¿una oportunidad de ruptura?

Es palabra común en Catalunya decir que la independencia ofrece una oportunidad para cambiarlo todo. Pero decía Rosa Luxemburgo que para entender la cuestión nacional se debía responder a la pregunta: ¿este movimiento político concreto es ahora y aquí un elemento de progreso para las clases populares? Responder aquí implica fijarnos en qué efectos materiales y políticos está teniendo la apuesta independentista.

El cinturón naranja y la recomposición de las élites catalanas

El día después de la contienda siempre toca repartir culpas y pelear diagnósticos, de ellos dependen la legitimidad de las próximas propuestas. Aquí aventuro unas notas rápidas para seguir con el debate por las interpretaciones. No hay duda de que el espectro ideológico y base sociológica del independentismo son extremadamente variados. El proceso soberanista, en tanto relato interclasista responde a anhelos y motivaciones de difícil interpretación. Desde los que apuestan por una ruptura unilateral hasta los que lo usan como herramienta para conseguir nuevo pacto fiscal. Sin embargo, en el resultado electoral resulta evidente la derrota de la izquierda más quincemayista o movimientista.