Latinoamérica: poder hablar sin uniforme

Es preciso reivindicar el papel de la crítica. No la que parte de un pensamiento de biblioteca, sino las contestaciones que nacen de abajo y desde dentro de los procesos; desde aquellos que están destinados a ejercer de contrapoderes cuando la inercia estatal se separa de sus intereses. Sin eso, sencillamente no hay revolución posible.

Algunas enseñanzas de la Revolución Bolivariana

Diez años después del Caracazo –y tras dos golpes de estado fallidos, uno de ellos protagonizado por Chávez– la crisis de régimen venezolana se resolvería con la victoria en las urnas de Hugo Chávez en 1998, tras lo que hasta entonces había sido un bipartidismo bien asentado. Esta victoria, y el proceso constituyente que le siguió, inauguraría un nuevo ciclo político en el continente.