(Re)municipalización o la batalla por un nuevo sentido común

Como explicó el sociólogo David Harvey, a partir de finales de la década de 1970 y sobre todo durante la de 1980, el gobierno de las ciudades se organizó cada vez más como si fuese una empresa. La competencia entre urbes por el capital de inversión transformó a los gobiernos locales en gestores de nichos de mercado donde las inversiones públicas estaban destinadas a facilitar el beneficio empresarial y no a atender las necesidades de los ciudadanos.