Los neocon ven en Cataluña una oportunidad para resurgir

Los resultados de las elecciones en Cataluña y en general cómo se ha desarrollado la “crisis catalana” han movido el campo de la política en España. Hasta hace poco, y mientras el procés se limitaba a las proclamaciones de intenciones sin llegar a desobedecer, el siempre esquivo de los problemas Mariano Rajoy y su partido, se dedicaban a mirar para otro lado. Pero el referéndum y la declaración de independencia han obligado al PP a tomar posiciones y lo ha hecho de manera rotunda, excesiva para muchos, con la activación del 155, aunque no para todos ha sido suficiente. Concretamente para la Faes, fundación neoncon —presidida por Aznar y ya desvinculada del PP desde fines del 2016, tras 25 años de relación—.

Trump: del conflicto de clase a las guerras culturales

Las campañas de Trump y del Brexit –y sus imprevistas victorias– han supuesto una buena sacudida. Actos de campaña espectaculares, mentiras evidentes y provocaciones. Racismo. El Brexit ha sido tan inesperado que nadie había pensado un plan de mínimos para llevarlo a cabo. Respecto a Trump, todavía nos estamos preguntando si responde a eso que Alain Brossat llama un “teatro de guerra civil” que serviría para neutralizar el conflicto en estas “democracias culturales” en que se han convertido los regímenes parlamentarios en crisis; o si por el contrario detrás del nacionalismo blanco alt-right de padrinos como Pat Buchanan o Stephen Bannon, simplemente se encuentra una versión estadounidense del fascismo.